help_outline Skip to main content
Shopping Cart
cancel

Recent News

Resumen de la 17a Conferencia Regional Africana de la IAWJ

Mikiko Galpin and Mayura Ludhani Jaisinghani | Published on 11/18/2022

La 17a Conferencia Regional de África de la Asociación Internacional de Mujeres Juezas se celebró en Kampala, Uganda, del 25 al 28 de octubre de 2022. La conferencia fue organizada conjuntamente por la Asociación Internacional de Mujeres Juezas y la Asociación Nacional de Mujeres Juezas – Uganda (NAWJU). La Honorable Señora Magistrada Henrietta Wolayo, Presidenta de la NAWJU, pronunció las palabras de bienvenida, destacando la historia de la IAWJ y la importancia de la representación de las mujeres. A continuación, la Honorable Dama Magistrada Hannah Okwengu discutió la importancia de las mujeres en el poder judicial, destacando que los tribunales deben ser representativos de la sociedad y las mujeres pueden aportar una perspectiva única de sus experiencias vividas a los roles judiciales.

 

La doctora Roswitha Kremser, de la Embajada de Austria, representó a los socios para el desarrollo y reconoció en primer lugar el trabajo que las juezas han realizado para promover los derechos humanos en África. Además, señaló cómo la pandemia de COVID-19 aumentó las dificultades en el acceso a la justicia para las mujeres y las niñas y cuán integral debería ser el poder judicial para abordar estos problemas. La Sra. Jan Beagle, Directora General de la Organización Internacional para el Derecho del Desarrollo, destacó los efectos positivos de las mujeres en el poder judicial, como mejorar la legitimidad de los tribunales al reflejar la población atendida, aportar perspectivas únicas a los casos y proporcionar representación que pueda inspirar a las generaciones más jóvenes.

 

El Presidente del Tribunal Supremo de la República de Uganda, Su Señoría Alfonse Chigamoy Owiny-Dollo, enfatizó la importancia de la conferencia como un espacio para compartir las mejores prácticas para abordar la violencia sexual y de género (VSG) en un momento en que estos delitos han aumentado en todo el mundo. También reconoció el compromiso inquebrantable del poder judicial de Uganda y reconoció a la NAWJU por reunir a juezas para examinar casos graves de SGBC y trata de personas.

 

Yoweri Kaguta Museveni, Presidente de la República de Uganda, abogó por la igualdad de género a través de medidas fundamentales como la educación universal y gratuita para los niños, asegurando el desarrollo económico y creando vías adicionales para que las mujeres adquieran tierras. El presidente Museveni enfatizó que tanto los valores sociales como las leyes deben cambiarse para reducir las barreras a la igualdad de género.

 

A continuación, la Honorable Magistrada Martha Koome de la Corte Suprema de Kenia pronunció un conmovedor discurso de apertura reconociendo las barreras que enfrentan las mujeres tanto para unirse al poder judicial como para avanzar dentro de él. La discusión de la Honorable Señora Jueza Koome combinó su propia experiencia personal en el poder judicial y enfatizó la importancia de la colaboración para promover el cambio legal y social. También discutió las dificultades que enfrentan las mujeres para ajustarse a las normas masculinas en posiciones de liderazgo, abogando por una mayor representación de las mujeres en posiciones de liderazgo para cambiar estas normas excluyentes. Finalmente, la Honorable Señora Jueza Koome señaló varias formas en que el poder judicial está desafiando las barreras a las mujeres y la igualdad de género, incluida la Iniciativa Building Bridges, la educación para las comunidades sobre sus derechos legales y las intervenciones para acelerar los conflictos familiares que aparecen ante el tribunal.

 

Finalmente, se llevó a cabo una sesión de panel titulada Rompiendo las barreras: Enfoque en mejorar los sistemas de justicia comunitaria con dos estimados panelistas. En primer lugar, la doctora Consolata Kabonesa, profesora asociada de la Escuela de Estudios de Mujeres y Género de la Universidad de Makerere, ofreció una perspectiva académica sobre cómo romper las barreras a la justicia de género. Kabonesa discutió las barreras legales, sociales y personales que las mujeres pueden enfrentar para acceder a la justicia, centrándose en particular en cómo el estado de derecho significa muy poco para las mujeres y niñas que no pueden navegar por las instituciones legales, especialmente cuando residen en áreas rurales y carecen de educación sobre procesos legales.

 

La Dra. Kabonesa continuó destacando la importancia de un proceso inclusivo para la formación de leyes que incluya la participación de sistemas informales de derecho consuetudinario, permitiendo la participación de líderes religiosos y comunitarios, y evaluando críticamente las estructuras legales discriminatorias. Concluyó abogando por la cooperación con instituciones educativas que pueden llevar a cabo programas de capacitación y sensibilización sobre género para educar mejor a las comunidades.

 

La segunda panelista, la Honorable Magistrada Solomy Balungi Bossa, Jueza de la Corte Penal Internacional (CPI), presentó su documento que se centró en cómo la CPI incorpora un enfoque centrado en la víctima y busca reparar los daños sufridos, en lugar de un enfoque tradicional del sistema de justicia que se centró principalmente en la disuasión y el castigo del delincuente. La Honorable Magistrada Bossa también discutió las limitaciones del marco de la CPI, como los desafíos a la jurisdicción, los procedimientos prolongados y el riesgo de volver a traumatizar a las víctimas si los jueces no se adhieren al enfoque centrado en la víctima. Las posibles reformas incluyen programas de divulgación para sensibilizar a todos los actores del sector de la justicia y aumentar la comprensión y la identificación correcta de los delitos sexuales y de género.

 

El día concluyó con una sesión plenaria con la Honorable Señora Jueza Koome, la Dra. Kabonesa y la Honorable Señora Jueza Bossa. Se le preguntó a la Honorable Jueza Koome cuál ha sido el aspecto más desafiante de su carrera, y ella respondió que equilibrar su carrera con las expectativas sociales de la maternidad ha sido lo más difícil. Detalló su experiencia en la universidad, donde regresaba a casa durante el fin de semana para cocinar, lavar la ropa y luego regresar a la escuela para las clases.

 

Tres panelistas compartieron sus investigaciones y experiencias sobre el tema de la administración de justicia en casos de violencia sexual y de género: trabajando hacia una sociedad pacífica; Compartiendo experiencias.  La Jueza Rosslyn compartió algunos recursos y leyes en los que Kenia se basa cuando se trata de casos de violencia sexual y de género. Una que realmente ha marcado una gran diferencia es la Ley de Pruebas, que eliminó la disposición de corroboración obligatoria. Ella compartió que cuando era magistrada, no tenían todos estos escudos de víctimas, lo que resultó en que un niño de 2 a 3 años fuera profanado. Finalmente, la Jueza Rosslyn describió algunos de los desafíos que enfrentan al brindar justicia a las víctimas de violencia sexual y de género. La Jueza Ukuko comenzó describiendo el alcance de la violencia sexual y de género en Tanzania. Uno de los números más llamativos se refería a la práctica de la mutilación genital femenina (MGF) en el país. Aunque existen acciones, planes, actos, disposiciones constitucionales y políticas para la prevención y erradicación de la violencia sexual y de género, la ley guarda silencio en las áreas donde se desarrolla el problema central (por ejemplo, los ideales matrimoniales, incluida la edad y la violación marital). Finalmente, la Jueza Kwenandi, muy valientemente, compartió que fue víctima de violación cuando era solo una niña, y cómo el sistema le falló, y el impacto que tuvo en ella. Este es su impulso para ser abogada, una jueza. Durante la sesión de preguntas y respuestas, una jueza compartió que un día su hija le dijo que había sido violada, pero no ha tenido el coraje de preguntarle cómo hasta hoy.

 

La Honorable Dama Jueza Rebecca Sittie, de Ghana, presentó el tema, Temas emergentes en la justicia juvenil. La Jueza Sittie enfatizó la importancia de pensar en lo que es mejor para el niño. Ella compartió un caso en el que una niña, junto con sus padres, fueron a la estación de policía para denunciar un caso de violación. En lugar de referir a la niña y a su madre al trabajador social, que estaba disponible justo en el piso superior, el oficial comenzó a tratar mal a la niña, haciéndola sentir avergonzada. Por lo tanto, es importante capacitar a los agentes de policía para evitar traumatizar a las víctimas. El problema debe abordarse desde su raíz, dijo, educando a la comunidad, asesorando a los niños y ofreciendo actividades recreativas. En Ghana, por ejemplo, hay un departamento de asesoramiento dentro del Ministerio de Educación. En su conclusión, reiteró la importancia de una formación adecuada a todos los niveles para todas las instituciones que participan en el sistema de justicia de menores.

 

Zahara Nampewo, de Uganda, realizó una mesa redonda sobre el tema de Discapacidad y salud mental: salvaguardias y desafíos en el sistema de justicia. El Dr. Nampewo dijo: "La inclusión de la discapacidad es un requisito previo para una evolución equitativa y sostenible". Primero, el sistema de justicia debe reconocer el estatus legal y la capacidad legal de las personas con discapacidades mentales, porque sin ella, "les estamos negando su humanidad". Las únicas barreras a las que se enfrentan son las impuestas por la sociedad, lo que les impide participar en ella. La adaptación razonable es imperativa para permitir que las personas con discapacidades participen.

 

Para el Fortalecimiento de las obligaciones internacionales de África sobre los derechos y protecciones del niño: La importancia de la Convención de La Haya sobre la Infancia, la Honorable Señora Magistrada Baratang Constance Mokhomi describió los artículos críticos de la Convención sobre Sustracción de Niños y enumeró los recursos de La Haya para que los funcionarios judiciales los utilicen en estos casos. La Dra. Onjoya Momoh enfatizó la importancia de unirse a estas convenciones porque proporciona un marco internacional uniforme que equipa a los jueces encargados de tomar decisiones sobre los niños; Proporcionan la "maquinaria práctica que da efecto a las obligaciones". La Dra. Momoh también dijo que el interés superior de los niños es la consideración principal y la consideración primordial. La adopción internacional puede considerarse como una alternativa, y último recurso, después de intentar y no encontrar una familia de acogida o adoptiva en el país de origen, porque las adopciones internacionales son vulnerables a las prácticas ilícitas.

 

Durante la sesión de preguntas y respuestas, un participante compartió una experiencia, donde una pareja blanca con tres hijos propios vino a Uganda buscando adoptar a un niño ugandés, un niño de 14 años. La jueza se preguntó dónde están los padres de este niño y por qué querían dar a su hijo en adopción. Le dijeron que vivían en un pueblo lejano y que no podían venir a Kampala, pero insistió en querer ver y hablar con los padres a pesar de que tenía todo tipo de excusas (caras, sin transporte). Los padres finalmente vinieron. La madre pensó que la pareja solo los iba a ayudar por un corto período de tiempo y que el niño volvería. Ella explicó que se llevarían al niño. La madre luego dijo que no quería dar al niño en adopción. La conclusión es que los practicantes deben ser muy curiosos en estos casos, para saber si hay algún juego sucio o aspectos de la pobreza. "Consentimiento indebido" porque los padres no conocen las consecuencias. La pareja blanca quería entrenar al niño ugandés para jugar al fútbol. Ella dijo repetidamente que es importante averiguar las verdaderas intenciones de querer adoptar, así como querer dar a su hijo en adopción.

 

La presentación de la Jueza Roli Harriman sobre Cómo la tecnología está fomentando u obstruyendo la prestación de justicia de género: oportunidades y desafíos destacó las ventajas y desventajas de usar la tecnología en la administración de justicia, así como su impacto en el crimen. Citó al profesor Vincent Elis, "la tecnología te conoce más de lo que te conoces a ti mismo". Ella compartió un caso en Lagos, donde una niña fue secuestrada, violada y posteriormente asesinada. Cuando la víctima sospechó que estaba en problemas, comenzó a grabar las actividades de sus captores y envió los videos a sus amigos a través de WhatsApp. Sin esta evidencia, pensó, el paradero de la víctima y los acusados seguirían siendo un misterio.

 

Durante las preguntas y respuestas, los participantes que hicieron las preguntas estaban realmente interesados en saber cómo podrían beneficiarse las mujeres de las zonas rurales, si realmente no tienen acceso a la tecnología, y están tan aisladas. La Jueza Harriman dijo que investigar las áreas para encontrar la mejor manera de incorporar la tecnología sería el primer paso, y que la IAWJ podría intervenir en la investigación. Un participante compartió un caso en el que una mujer pudo capturar casi todos los aspectos del acoso sexual usando su teléfono, y la mujer recibió una compensación de un acuerdo. Sin embargo, dijo, el acoso sexual es encubierto, y es muy difícil para las víctimas salir y producir o proporcionar evidencia que pueda ser sostenible.

 

Marie Chantal Koffi fue parte del panel Pandemia de Covid: Continuidad y Adaptación en la Sección de Justicia en el Contexto de las Tecnologías de la Información , en la que describió los diferentes métodos utilizados durante la pandemia de COVID-19. Se enorgullece de decir que durante la pandemia, las audiencias no se interrumpieron porque estaban usando video. Sin embargo, el mayor desafío fue que la Ley Penal de Costa de Marfil no permite ver videos durante las sesiones de audiencia a pesar de que las pruebas están disponibles. Se les aconsejó que imprimieran, en lugar de ver videos. Los videos habrían sido mejores, pero la ley no lo permitía. Aunque la organización era diferente, el trabajo no se interrumpió. Durante las preguntas y respuestas, los participantes de Sudáfrica y Kenia compartieron cómo se adaptaron los tribunales de sus países durante la pandemia.

 

La sesión sobre La Adjudicación Sensible al Género en Casos de Violencia de Género en Línea fue organizada por la Magistrada Superior Christine Nantege de Uganda. Hay tres dimensiones de la violencia de género en línea: conceptual, temporal y contextual. Llamó la atención de los participantes sobre dos casos de todo el mundo. Uno fue de Brasil, donde las niñas de 12 a 15 años fueron calificadas de acuerdo con su comportamiento sexual, y etiquetadas como "la más puta", y luego esto se publicó en línea. Esto causó múltiples suicidios.

 

Otro caso fue de Nigeria, donde las creencias religiosas jugaron un papel importante en el asesinato de una estudiante universitaria por estudiantes musulmanes porque sentían que la víctima estaba "atacando a Alá" después de que ella respondiera a una publicación en un grupo de WhatsApp. Los casos en diferentes países de África ya han reconocido la importancia de crear estatutos que penalicen los delitos que tienen lugar en línea. La Magistrada Nantege terminó su presentación enumerando algunas buenas prácticas para los funcionarios judiciales en el manejo de casos de violencia de género en línea, incluido el mantenimiento de un registro actualizado de los perpetradores, el enlace con los proveedores de servicios de Internet (ISP), la coordinación con los ISP para eliminar la explotación y el abuso sexual infantil, mirando más allá de la violación nacional en la ley, evitando que los prejuicios afecten la responsabilidad en la administración de justicia,  capacitar a las fuerzas del orden, adaptando la legislación existente o permitiendo una interpretación flexible de la ley.

 

El último día de la conferencia comenzó con el orador principal, el Honorable Juez David N. Batema, Juez del Tribunal Superior de Uganda, quien habló sobre Reforma Legislativa y Justicia: Aplicación de Instrumentos Internacionales con un Enfoque en el Examen Periódico Universal (EPU). El Honorable Juez Batema discutió los beneficios que el EPU puede proporcionar. El EPU es donde los estados miembros de las Naciones Unidas (ONU) revisan el cumplimiento de otros estados miembros con los instrumentos internacionales de derechos humanos. El juez Batema enfatizó que el EPU puede usarse para establecer un estándar de revisión igual para todos los estados. Sin embargo, también mencionó algunos inconvenientes del proceso, como las motivaciones políticas para elegir delegaciones que representen a los países y una falta general de conocimiento de los instrumentos de derechos humanos.

 

El siguiente panel fue Procesos de Justicia Centrados en las Víctimas en la Trata de Personas y la Migración Laboral. La primera panelista fue la Honorable Dama Magistrada Elizabeth Juma, Magistrada del Tribunal Anticorrupción de Kenia, quien discutió la importancia de los enfoques centrados en las víctimas para la investigación y la justicia para las víctimas de la trata de personas (TIP). La Honorable Dama Magistrada Juma comenzó con una visión general de la Ley de Lucha contra la Trata de Personas de Kenia y luego discutió los principios básicos de un enfoque centrado en la víctima: seguridad, elección, colaboración, confiabilidad y empoderamiento.

 

La Honorable Señora Magistrada Juma también señaló la importancia de crear conciencia sobre la retraumatización de las víctimas y cómo esto puede evitar que las víctimas se presenten o participen en los procesos judiciales. Además, discutió la importancia de identificar a las víctimas de TIP como víctimas y abstenerse de someterlas a condenas penales o tratarlas como si fueran criminales. Por último, destacó el libro de jueces judiciales para la trata laboral en Kenia, señalando cómo estos instrumentos ayudan a crear conciencia dentro del poder judicial sobre estos temas delicados. 

 

La segunda panelista, la Honorable Magistrada Susan Okalany del Tribunal Superior de Uganda, centró su discusión en los procesos de juicio centrados en las víctimas, específicamente en torno a los deberes establecidos por la Constitución de Uganda y los instrumentos internacionales para los procedimientos judiciales. Debido a la naturaleza adversarial de los sistemas legales en África Oriental, la Honorable Señora Magistrada Okalany señala que la ley se centra principalmente en los derechos de los acusados y hay muy poco sobre los derechos de las víctimas. Sin embargo, hay varias disposiciones nacionales que ofrecen alguna orientación sobre la protección de las víctimas, incluida la protección de la información y el requisito de un recurso efectivo. Discutió cómo se están explorando los enfoques centrados en la víctima y que hay una discusión sobre los enfoques legalmente obligatorios centrados en la víctima en los tribunales de VSG. El enfoque centrado en la víctima es importante para las víctimas de TIP debido a la coerción, el estigma, la culpa y la explotación que sufren estas personas.

 

Estos paneles cerraron con una sesión plenaria con la Honorable Jueza Batema, la Honorable Señora Jueza Juma y la Honorable Dama Jueza Okalany. Las preguntas de la audiencia se centraron particularmente en las dificultades para procesar los casos de trata, particularmente cuando los casos involucran a niños víctimas y donde las víctimas son particularmente vulnerables debido a los desequilibrios de poder entre la víctima y el perpetrador.  Los oradores, en sus respuestas, enfatizaron la necesidad de capacitaciones multisectoriales y una mayor cooperación interinstitucional durante la investigación y el enjuiciamiento de los casos de TIP. La discusión adicional también se centró en cómo garantizar que las víctimas infantiles no vuelvan a traumatizarse y se sientan cómodas testificando en la corte.